(:E cries at...


Sunday, June 30, 2013

Rock al parque ¿ha muerto?


Una vez más llega rock al parque y resurgen varios demonios que suelen rondar su llegada. Los que critican la mala calidad de las bandas, tal vez basados en que no las conocen o denigran de lo local. Los que denuncian el control de roscas sin fuentes mayores que un "meme". Los puristas que acusan a una gran cantidad de bandas de no ser rock y que por lo tanto el festival debía cambiar de nombre. También, aquellos que visitan las páginas y vídeos de las bandas a expresar su desagrado con clara ignorancia y falta de respeto y argumentos. Todos se preguntan entonces ¿qué es rock? sin poder dar una clara respuesta. Aquí incluyo los tweets al respecto de esta mañana, en el marco del 2do día de rock al parque, edición 19ª.

June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013 June 30, 2013

Adenda

Debido a que twitter es ineditable me autocorrijo antes de que me enciendan:

  • Es en los 70s la aparición del shock rock: David Bowie, KISS, Alice Cooper. Otros exponentes serían Frank Zappa, Rammstein, Rob Zombie, GWAR. En Colombia tenemos a los compadres recerdos.
  • Marilyn Manson, se escribe. Que los grammar nazis perdonen las tildes mal puestas y el desorden de letras que queda al editar un tweet antes de publicarlo.



Sunday, January 20, 2013

2. El que piensa pierde


De la serie "Historias de programación"

En mis tiempos de universidad jugué muchos 3D shooter games en PC: Doom 2, luego Duke Nukem 3D, después Blood, Shadow Warrior, Quake, Quake 2, Unreal, Half-life, Quake 3 y creo que el último que jugué fue counter-strike o Doom 3. Lo hacía bastante bien, especialmente cuando hablaba miércoles nada que ver con alguien al lado, pero cuando jugaba en la ownet -una red conformada por galas del centro de cómputo de Uniandes- aprendía que había gente muchísimo más veloz. En pocas palabras, me daban papluco. Hay varios factores que influyen en el éxito en estos juegos. Coloquialmente se concluiría: hay momentos en los que uno está realmente conectado, concentrado, confiado con lo propio. Hay otros en que es todo lo contrario, y hay otros en que uno simplemente está enchimbado. Pero en últimas, lo determinante era qué tan entrenado estaba el cerebro, qué tan automático podía funcionar en ese entorno de alta atención, de alta velocidad, de alta capacidad de reacción. A esa velocidad se abren nuevas puertas, uno se va curtiendo. Pero claro, otro factor determinante es ¿qué tanto se podía minimizar el ruido que uno mismo mete al proceso que el cerebro ejecuta de manera automática?


En pleno juego uno concentra su atención en tan solo uno de los detalles en la pantalla: en un lugar, en una dirección, en el sonido. Y tiene que cambiar armas, o tiene que buscar munición, etc. Es imposible ser multitarea, hay que procesar una cosa a la vez. Cuando se piensa más de la cuenta en un detalle, TOMA, ya está uno hecho una sopa de sangre. Estos manes se entrenaban con bots, simuladores de jugadores humanos, que iban generalmente de nivel 1 a 5, siendo 1 un retrasado y 5 terminator.

(Pseh, me voy al infierno. Y ahora, usted también.)

Poco a poco iban subiendo de nivel, al final lo mínimo era poder ganarle al bot nivel 4. Se empeñaban en optimizar automatización: configuración óptima de teclas, automatización de combos (secuencia de teclas con las que se puede esperar algún tipo de triunfo), cada vez más velocidad, estrategias para evadir disparos, estrategias para apuntar y mantener estabilidad al disparar. Luego se eleva la velocidad. Pero claro, en vivo siempre está el grito de alguien, la burla del otro, el sonido de un teléfono, alguien que pausa todo el juego, el olor nauseabundo de la comida china del almuerzo, etc. Es aquí donde uno debe lograr minimizar el ruido propio en los procesos automatizados que lanza el cerebro. Por ejemplo, usar audífonos con volumen razonablemente alto para poder ignorar la mayoría de ruidos, con el precio de una menor gozadera. Entonces piensa uno en los trucos de los barman, en los gimnastas de precisión, en ciertos bateristas, en los chinos que juegan ping-pong, gente que dificilmente falla, pero también en los tenistas que en algún momento del juego se desconcentran y pierden más bolas de lo normal y en otros vuelven y repuntan marcadores casi sentenciados.


Alguna vez para enseñarle el saque en squash a una amiga que nunca había cogido una raqueta, pensé que la mejor técnica sería programar en ella el saque, lograr que automatizara en poco tiempo los movimientos. Son varios, algunos simultáneos:
  1. Ubicarse de frente a una de las paredes.
  2. Dar un paso adelante con el pie mas cerca de la pared del frente, flexionando ambas rodillas.
  3. La mano mas cercana a la pared del frente tiene la bola, la otra la raqueta. Juntar bola y raqueta en frente de uno.
  4. Levantar ambas ligeramente, como impulso para luego llevar la raqueta para atrás, arriba al tiempo que se levanta la mano de la bola lanzándola en el sentido del movimiento de dicha mano, o sea, hacia arriba, dibujando un arco con ambas manos.
  5. Cuando la bola caiga, dejar caer el brazo dibujando un arco (swing) mientras se gira el torso hacia la pared del frente. Bola y raqueta deben encontrarse en el punto desde donde arrancaron, en el paso 3.
  6. Una vez golpeada la bola, tomarse rápidamente la T del centro de la cancha sin perder de vista la bola. En realidad, seguir la bola la mayor cantidad del tiempo asegura mayor precisión.
No importa entender todos esos pasos aquí, solo que en últimas es relativamente complejo y tiene que ocurrir en el menor tiempo posible, en un segundo por mucho. No hay nada más qué hacer, que automatizar y luego de esto no echarle mucha cabeza. Lo que hice con ella fue tratar de que automatizara cada movimiento, paso adelante flexionando, juntar bola y raqueta, hacer el arco soltando la bola, dejar caer el brazo mientras gira torso al frente, darle. No importa que la bola se caiga, que no le de, que si le da no llegue. Hágale, repita, otra bola, y así. Corrija algo acá, recuerde esto o lo otro por allá. Y sacó aceptablemente bien, en menos de 10 minutos, sin ropa deportiva. Ella no la creía, yo tampoco, por lo que la fe (o falta de ella) no tuvo mucho qué ver. Fue interesante.

Al respecto les dejo este documental de Natgeo, donde se demuestra que para la gran mayoría de seres humanos es imposible procesar más de una cosa a la vez. Ta luego.

Saturday, January 19, 2013

1. Aprendiendo a volar


De la serie "Historias de programación"

Se estrenaba a finales de 1969 el famoso edificio de Avianca, en su época el rascacielos más alto de Suramérica con sus 37 pisos desde el suelo. Bermudez y Valenzuela, establecida compañía del sector financiero -que murió intervenida en el 99-, encargó a una persona de confianza la mudanza y organización de sus oficinas, ubicadas en el edificio de El Tiempo, hacia el emblemático edificio.

El edificio se encontraba vacío la mayor parte del tiempo debido a que apenas se ultimaban detalles de mundanza o de compra de pisos y oficinas, por lo que el ascensor se podía tomar desde la primera planta hasta el piso 27 -donde se ubicaría la compañía- en un solo viaje. La primera vez que el tipo tomó el ascensor hacia el 27 sintió un extraño mareo, pero de bajada se transformó en vacío. Era un "rascacielos", se debía poder ir a los pisos altos en un corto tiempo para que fueran funcionales, por lo que la velocidad era alta y la tecnología no dio para presurizar completamente el elevador. La mudanza era un proceso de varios días, que implicaba toda una logística de planeación, de empaque y clasificación, y aunque se cambiarían muebles utilizados desde la fundación de la compañía en los años 20, eran tantos los muebles y archivos (y pesados ya que en la época se usaban materiales más reales y menos livianos, y claro, los documentos eran físicos, nada de computadores ni memorias de bolsillo de GBs). El tipo tendría que llevar a cabo dicho trayecto muchas veces a lo largo del proceso de mudanza, subir 27 pisos a pie varias veces al día no era una opción. Tendría que soportar el mareo y el vacío, adoptar alguna estrategia, acostumbrarse. 

El proceso duró un mes.

Eventualmente el tipo llega a su casa y cae muerto de sueño. Sueña que está en el edificio, pero en vez de bajar por el ascensor, sintiendo el vacío, cree que puede llegar más rápido si se lanza por la ventana. Resulta que puede volar. Vuela, entonces, por el centro de la Bogotá de los años 60, visita su casa en la Concordia alta, revolotea alrededor del gran árbol en el centro de uno de los amplios patios de su casa de estilo colonial, antes de subir de nuevo y recorrer el centro de la ciudad hasta sus confines, la iglesia de San Diego. En realidad podía escoger a donde ir y sabía qué sentía si subía o bajaba muy rápido. Era feliz, antes de darse cuenta que no tenía absoluta idea de cómo parar.

La velocidad de vuelo le hacía levantarse una vez iba acercándose al suelo, evitar paredes era difícil. Tenía miedo. Terminaba arriesgándose a darse un buen porrazo, pero el estrés era tal que terminaba despertándose. Unas cuantas bocanadas profundas de aire para controlar la taquicardia y de nuevo al edificio a trabajar. Así transcurrieron los días mientras intentaba resolver el problema de la mudanza. Día tras día aprendía nuevas cosas en el aire, pero siempre su miedo era aterrizar. Era casi un trauma, una fobia. Pero tenía que hacerlo, volar. Pronto notó que estaba siendo entrenado en las artes del vuelo humano. Era en cierta forma el elegido.

Es así como se desdibujan realidades, la mente humana sometida a su naturaleza de ente creador de estas, consciencia e inconsciencia como simples escenarios en los que se inyecta la mente humana para ver cómo reacciona, las reglas son las mismas y el escenario es igual, la ciudad, el edificio, la compañía, el traje, la tarea. ¿Será el primer hombre capaz de volar? ¿Qué haría si lo es? Ya no distingue realidad de sueño, lo creado por las mentes conscientes en conjunto y la realidad que una sola mente distorsiona a gusto conforme a lo que conoce, a lo que desea, a lo que teme. Se acerca a uno de los grandes ventanales, como todos los días, como todas las noches. Esta vez no abre, está firme, no hay salida. No hay total libertad de creación, no puede violar lo colectivo, pero no lo sabe, no podría notarlo. Es capaz de volar, pero para hacerlo, ¿deberían todos también creerlo férreamente? Tendría que subir a la terraza y comprobarlo por sí mismo.

Friday, August 31, 2012

El culatazo del faltoneo

El universo funciona de una forma muy particular. Si algo se aprende intentando hacer lo mejor en un matrimonio es a considerar al otro, a obrar en función de alguien más, a construir por el beneficio común, a ceder, a confrontar el egoismo enseñado como algo natural a lo largo de esta consumista vida. Claro, no todos tienen ése enfoque y la adolescencia les continúa en la mente hasta bien entrada la vejez.

El asunto es que, desde el divorcio, he dado y he compartido sin esperar nada a cambio de manera natural. Fueron años de entrenamiento y hasta en esa dimensión se siente el vacío, la cosa sigue adelante pero sin dirección. Es poco lo que se puede esperar de la mayoría de la gente, parto de ahí. La decepción, el "faltoneo" son casi una regla. Pero las mejores cosas me han pasado en este tiempo casi sin buscarlas, como si las acciones movieran un engranaje que termina activando resultados positivos en los lugares menos sospechados.

¿La venganza perfecta? En el sentido más mezquino y miserable, podría decir que me he enriquecido a costa del desprecio y la ingratitud de muchos. Sin embargo, las cosas no funcionan así. Un cálculo de esa manera no activa más que negativismo contra uno. Pareciera una ley natural.

Tuesday, July 05, 2011

Vs. La Batalla Musical: Dark Tranquillity vs. Arch Enemy?

Desde "Vs. La Batalla Musical", programa de Canal 13, se me ha hecho dicha pregunta. A cuál de las 2 bandas prefiero? La cosa no es para nada fácil. Hoy por hoy, del metal más respetable que existe es el death metal melódico y ambas bandas son de los principales exponentes del género, y muy influyentes.

 Vs.

FIGHT!

Algo de contexto


En la historia norteamericana del metal, al entrar los años 90 e imponerse el Grunge en la radio y más tarde el industrial y el Nu-Metal, géneros como el heavy, el glam y el thrash metal la pasaron muy mal, casi al punto de extinguirse. Tratando de imitar el éxito del álbum negro de Metallica, bandas de Thrash Metal como Megadeth, Testament y Annihilator intentaron sobrevivir al grunge intentando un sonido más accesible, amigable a la radio, pero simplemente no eran ellos. Por otro lado el Heavy y el Glam, ante la ola de realidad y consciencia social del grunge (Pearl Jam, Alice in Chains, Soundgarden) pareció de repente un juego de niños. Las historias de héroes míticos y guerreros legendarios nunca sonaron tan ridículas y fuera de lugar, y la fiesta banal de sexo y drogas del Glam terminó. El público joven demandaba otras cosas más acordes con la decadencia de la cultura americana después de una era de deslumbramiento y tapadera de la administración Reagan. El death metal se volvió un género de culto, con bandas como Death tocando en pequeños bares a finales de los 90.

Sin embargo, en los paises escandinavos e Inglaterra la historia era muy diferente. El metal de allá, con influencias como Bathory, Iron Maiden, Venom, Sodom y Kreator, siguió su rumbo natural: explotó una segunda era de black metal y el Death Metal evolucionó de la mano de bandas como Entombed y Carcass, en últimas salvando el género del metal, que volvería poco a poco a su popularidad de los 80s para finales de los años 90, en buena medida, gracias a las escenas de Estocolmo y Gotemburgo, en Suecia.

¿Quiénes son Dark Tranquillity y Arch Enemy?


Volvamos al asunto inicial. Por un lado, Dark Tranquillity hace parte de la famosa escena metalera de Gotemburgo, también conformada por bandas como In Flames y At the Gates, a la cual se le acredita la creación del death metal melódico: música basada en el sonido del death metal, con voces guturales y un característico sonido de guitarra tomado del desarrollado por Entombed en "Left Hand Path", pero en lo armónico con fuertes influencias, por un lado del heavy metal de bandas como Iron Maiden y por otro lado de la música tradicional escandinava. Los álbumes "skydancer" de Dark Tranquillity y "Lunar Strain" de In Flames, ambos lanzados en 1993, son los primeros ejemplos de dicho género, cuyo sonido y estilo fue pulido en los albumes siguientes: "The Gallery" de Dark Tranquillity, "The Jester Race" de In Flames y "Slaughter of the soul" de At the Gates. Como dato curioso, Dark Tranquillity e In Flames intercambiaron vocalistas en 1993. A partir de ahí estas bandas, muy exitosas en los paises escandinavos, siguieron sus respectivos caminos, llevando a In Flames recientemente a un número 1 con su último album "Sounds of a Playground Fading", que todavía conserva algo del estilo del death metal melódico, pero ciertamente más accesible. Tal vez el mejor momento de Dark Tranquillity fue el album Projector, de 1999, donde experimentaron con voces limpias logrando una nominación al Grammy. Actualmente, manteniendo el estilo, la banda intenta acceder a la radio, tratando de obtener su porción del éxito del death metal melódico logrado por In Flames.

Por otro lado, Arch Enemy es el proyecto de Michael Amott, ex-guitarrista de Carnage y luego de Carcass, banda inglesa que con su album Heartwork (1993) también se le acredita la creación del death metal melódico! La crítica llegó a afirmar que era la mejor banda de metal desde Iron Maiden. Amott dejó Carcass luego de la grabación de dicha pieza maestra. Se reubicó en Suecia, donde había crecido, y luego del corto proyecto de stoner metal "Spiritual Beggars" retomó, junto con su hermano Christopher, el proyecto Carnage reclutando a miembros de dicha banda como el vocalista Johan Liiva y más tarde al bajista Sharlee D'Angelo, volviendo a la línea del death metal melódico que ayudó a crear. Luego de 2 albumes, y un relativamente exitoso "Burning Bridges" en 1999, Arch Enemy hizo su mejor jugada: pidió la renuncia de su vocalista, ya que según ellos no daba la talla en vivo, para reemplazarlo por la periodista musical Angela Gossow. Con Gossow, literalmente aplastando a su antecesor, Arch Enemy lo tiene todo para pasar al siguiente nivel. Tal vez logran su mejor momento en los álbumes "Anthems of Rebellion" (2003) y "Doomsday Machine" (2005), lo que no quiere decir que a estas alturas hayan bajado la guardia. Con un excelente album tras otro cada 2 años, se demuestra la capacidad creativa y el compromiso de una banda que simplemente no para, manteniendo la pesadez y la musicalidad de sus riffs y solos.

Veredicto


Es una decisión difícil, ya que ambas bandas cuentan con mucho bagage y un capítulo en la historia del metal. Sin embargo considero que Arch Enemy es más consistente a lo largo de los años, con una vocalista increíble, que ha roto esquemas en el metal, y presentaciones en vivo un poco más intensas que las de Dark Tranquillity. En últimas son excusas, ambas bandas son excelentes, pero mi voto personal es para Michael Amott. DIGO! para Arch Enemy. :-P

Monday, July 04, 2011

Los Toreros Muertos... son los putos amos!

Cuando yo tenía apenas 9 a 10 años estalló el rock en español en Colombia. El mítico concierto de conciertos en el Campín, 1988 contó grupos como Prisioneros, Hombres G, Toreros Muertos, Miguel Mateos, y Compañía Ilimitada y Pasaporte por Colombia, entre otros. Era toda una novedad para la época, ya que la música rock y pop era en inglés, y de repente pues habían una cantidad de grupos tremendos que cantaban en español! Se entendía la letra, finalmente! (mmm mas o menos, pues la mayoría eran grupos argentinos y españoles, con su propia versión del español, claro). Es ahí cuando la gente empieza a difundir rumores de maravillosas canciones, como por ejemplo:

- Hay una canción que decía "Cayooooooo la bomba fétida!!"
- Había otra que decía que soy un animal y que tengo todo el cuerpo sucio!
- Ya escuchaste "la agüita amarilla"?!? Habla de la orina!! y que tu madre lava los platos con la agüita amarilla.

Frases así se empezaron a escuchar entre los jóvenes de mi generación. El concierto marcó aquella generación y fue llamado el Woodstock colombiano, ya que, Miguel Mateos, que cerraba el cartel, terminó iniciando a las 5AM en vez de la 1AM planeada, debido a la respuesta del público. Jorge Barón aprovechó el boom y convirtió la emisora punto cinco en una emisora dedicada al rock en español (aunque raramente se escuchaba una canción conocida! >:(, típico!) y 88.9, la única emisora joven de Bogotá y uno de los organizadores del concierto, iniciaron programación de rock en español y hasta crearon su propio "grupo": Fulgencio y Carlota, con su éxito "Se varó por gasolina". Cuentan las malas lenguas que se trataba de "El Capi", popular DJ de la emisora, usando un "novedoso" dispositivo que modificaba el tono de voz en tiempo real.

Lo que la gente no sospechaba, era que estos grupos llegaron tarde al país, muy cerca de la época en la que iniciarían su ocaso. Los Toreros Muertos triunfaron en España en 1986-87, pero en Colombia comenzaron a sonar casi en 1989-90. Los albumes de estos grupos, acumulados, llegaron unos encima de otros, todos los éxitos se lanzaron casi al mismo tiempo y pronto se agotaron. Pronto el rock en español desaparecería ante la creciente ola de House, liderada en radio por Technotronic e Inner City.

Las bandas que, según mi humilde opinión, más impacto y fanaticada generaron en Bogotá, fueron Soda Stereo, Prisioneros y Toreros Muertos. A pesar de que Miguel Mateos tenía la más rockera y profesional propuesta musical del momento, su éxito palideció en cuestión de 2 años. Las otras en cambio, perduraron en la memoria de la gente, siendo Soda Stereo la campeona, gracias al inagotable talento de Gustavo Cerati. Soda Stereo y Cerati siguieron tocando por acá hasta hace pocos años. Prisioneros reapareció hace algunos años en Bogotá. Pero Toreros.. hasta hubo rumores años atrás de que Pablo Carbonell había muerto de sobredosis!

Los Toreros Muertos, hace unos pocos años, se consideraban algo del pasado, un evento de juventud tristemente olvidado. Pero no, aquí en Colombia se les recuerda y mucho. En España fueron famosos por liderar la Movida Madrileña tardía, un despertar a la creatividad de los jóvenes españoles después del fin de la dictadura hasta finales de los años 80. Pero acá fueron revolucionarios, incendiarios, por sus letras, su atrevimiento, su humor entre lo infantil y el sarcasmo, algo que jamás se había visto por estas tierras "del sagrado corazón".

Los vi en televisión cuando tenía unos 11 años, en el show de las estrellas, presentados por Jorge Barón, en un especial compartido con Kraken (quienes sonaban ya en radio con "Vestido de Cristal"). No lo podía creer. Era tan difícil el acceso a esas cosas en este país... tocaron en el año 90 en otro concierto grande y jamás tocarían de nuevo por acá. Hasta hoy! Con el escenario Bio de rock al parque a reventar, el mismo Pablo Carbonell lo dijo: Colombia! Hace 20 años!! Haber sabido que estaríais aquí habríamos venido antes! Debió ser tan emocionante para ellos ver tanta gente como para todos nosotros corear sus canciones en vivo. No estoy seguro del setlist, pero creo que fue:

- On the Desk
- Los Toreros Muertos
- Para ti
- Manolito
- El mono de la nasa
- Bum Bum 1789
- Hoy es Domingo (con "otro ladrillo en la fachada")
- Twist'as Loca
- Tu madre tiene bigote
- Soy un animal
- Mi agüita amarilla
- Yo no me llamo Javier
- D.N.I.


Es un sueño hecho realidad. Como dijo una vez Jesús Cano, un amigo en Granada, cuando coincidimos al hablar de los toreros: "ff tío, los toreros muertos.. son los putos amos!".